in , , ,

Vender bienes de la herencia sin dividir

¿Se pueden vender bienes de la herencia sin haberla dividido entre los herederos, o es necesario antes aceptar y dividir la herencia para poder vender un bien concreto?

Vender bienes de la herencia sin dividir ¿Se pueden vender bienes de la herencia sin haberla dividido entre los herederos, o es necesario antes aceptar y dividir la herencia para poder vender un bien concreto?

El supuesto de hecho es el siguiente: se recibe una herencia, por testamento o abintestato, los herederos llamados a ella no hacen nada, ni la aceptan ni la dividen entre ellos. Mas tarde, quieren vender un bien concreto de esa herencia, ¿pueden hacerlo?. Depende de varias cosas.

Es frecuente en las herencias que al faltar uno de los progenitores, los hijos no hagan nada, dejan al superviviente seguir disfrutando de todos los bienes mientras viva y cuando fallezca este reparten todo. También puede ocurrir simplemente que haya controversia entre todos los herederos y para evitar ir a juicio, la cosa se deje paralizada quedando sin dividir la herencia.

Sin embargo de pronto surge un comprador de uno de los bienes de la herencia y entonces urge resolver las cosas porque la venta es interesante. ¿Qué hacemos entonces, podemos vender?

La solución depende mucho de la situación en la que esté la herencia y de si los herederos están bien o mal avenidos. Te explicamos la solución en casa caso.

Vender bienes de la herencia sin dividir

Vender bienes de la herencia sin dividir, ¿que dice nuestros tribunales?

Es reiterada la Jurisprudencia según la cual “ningún comunero o coheredero puede vender bien alguno mientras no se le adjudique en la partición, y caso de hacerlo la venta es nula por falta de poder de disposición“. Así lo proclaman sentencias de 14 de octubre de 1991, 23 de septiembre de 1993, 31 de enero de 1994 y 25 de septiembre de 1995, entre otras.

La sentencia del Tribunal Supremo de 30 de diciembre de 1996 (recurso nº 1050/93), de valor igualmente representativo por contar como precedentes con otras seis sentencias más, declara en su fundamento jurídico sexto que “cualquiera de los herederos puede enajenar su cuota hereditaria, pero no bienes concretos ni cuotas recayentes sobre bienes concretos de la herencia, sin el consentimiento de todos los demás (Sentencias de 4 de abril de 1905, 26 de enero de 1906, 30 de enero de 1909, 18 de noviembre de 1918, 11 de febrero de 1952, 11 de abril de 1953, entre otras)”.

Incluso cuando la partición se hace por el propio testador, la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de marzo de 1961 razonaba que:

 “como quiera que la causante adscribe determinados bienes de la herencia a cada uno de sus dos herederos, individualizando algunos de ellos, pero sin llegar a dividir y adjudicar todos los que integran el patrimonio y mucho menos a practicar una verdadera liquidación, división y adjudicación de la totalidad de los bienes; es evidente que, sin perjuicio de respetar la voluntad de la testadora en cuanto a la adscripción de los bienes que regente, no puede estimarse realizada la partición de la herencia por la causante;

Y en idéntico sentido se pronunció la sentencia de 15 de febrero de 1988.

Vender bienes de la herencia sin dividir

Vender bienes de la herencia sin dividir. Supuestos

¿Qué supuestos podemos encontrarnos si los herederos llamados a la herencia ni la aceptan ni la dividen entre ellos y luego quieren vender?

A.- La herencia no ha sido aceptada ni dividida por nadie

            A.1.- Todos están de acuerdo.

En este caso, SI pueden vender.

Esta venta implicará una aceptación tácita de la herencia y pasarían a encontrarse todos en situación de herencia yacente, es decir todo es de todos sin determinar la parte de cada uno.

Bastará con que todos vayan a firmar a la notaría la escritura pública de compraventa y acrediten al notario que no hay más herederos o llamados a la herencia que ellos.

Ojo el precio pasara a sustituir al bien en la herencia de forma que se distribuye de forma distinta a como correspondería por testamento o por ley si no hay testamento, puede tener implicaciones fiscales.

            A.2.- Algunos herederos no están de acuerdo, en este caso:

NO se puede vender. Ni siquiera aunque esté de acuerdo la mayoría, es necesaria la unanimidad, es decir el acuerdo de todos (STS 129/2000, 17 de Febrero de 2000)

Para poder vender, será necesario:

.- O bien aceptar y dividir la herencia y que el bien que se va a vender se adjudique a los que quieren venderlo dejando fuera del condominio a los que no quieren venderlo.

.- O bien, si esto no es posible (por ejemplo porque no hay mas bienes en la herencia) aceptar y dividir la herencia que todos se adjudiquen el bien en la proporción que corresponda. Los que quieran vender deberán ejercitar luego una acción judicial de división de la cosa común contra los que no quieren.

B.- La herencia ha sido aceptada solo por algunos pero no dividida

NO se puede vender

Para poder vender, será necesario:

1º.- Requerir notarialmente a los que no han aceptado para que digan si aceptan o renuncian a la herencia. Normalmente por la vía del art 1005 del CC.

  1. Si aceptan, nos iremos al supuesto A2:

.-O bien dividir la herencia (de mutuo acuerdo o bien vía proceso judicial de división de herencia o división notarial, según el caso) y que el bien que se va a vender se adjudique a los que quieren venderlo dejando fuera del condominio a los que no quieren venderlo.

.- O bien, si esto no es posible (por ejemplo porque no hay mas bienes en la herencia) dividir la herencia, que todos se adjudiquen el bien en la proporción que corresponda. Los que quieran vender deberán ejercitar luego una acción judicial de división de la cosa común contra los que no quieren

b.Si renuncian, estarán fuera de la comunidad hereditaria y si se podrá vender.

Vender bienes de la herencia sin dividir cuando se trata de bienes legados

Cuando el bien que se quiere vender ha sido legado a alguien en concreto la cosa es distinta.

Es importante saber que el legado por regla general se adquiere automáticamente desde el fallecimiento del difunto por el legatario, así lo dispone el artículo 882 del Código Civil que dispone:

Cuando el legado es de cosa específica y determinada, propia del testador, el legatario adquiere su propiedad desde que aquél muere, y hace suyos los frutos o rentas pendientes, pero no las rentas devengadas y no satisfechas antes de la muerte.

La cosa legada correrá desde el mismo instante a riesgo del legatario, que sufrirá, por lo tanto, su pérdida o deterioro, como también se aprovechará de su aumento o mejora.

Es decir, desde que muere el difunto, el legatario es propietario, si acepta el legado claro.

Ahora bien, no puede tomar posesión si no le hace entrega el heredero. Por tanto para que el bien legado se puede vender, será necesario que el legatario pida la entrega al heredero (bien vía notarial o bien vía judicial si se niegan a entregárselo)

Una vez firmada la escritura de entrega podrá vender el bien cómo quiera y a quién quiera aunque los demás no haya aceptado ni dividido la herencia.

Castigar a un hijo en testamento

¿Te ha gustado el artículo?

Written by María José Arcas-Sariot

Hola, mi nombre es María José Arcas-Sariot Jiménez y soy abogada especializada en Derecho de sucesiones desde 1997.
¡Bienvenido a mi blog especializado en Testamentos y Herencias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María José Arcas-Sariot Jiménez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Siteground que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Acciones para reclamar la legítima

Acciones para reclamar la legítima

Desheredar al progenitor que no paga la pensión de alimentos

Desheredar al progenitor que no paga la pensión de alimentos