in ,

El poder preventivo

Conoce qué es el poder preventivo y como podemos dejar establecidas en él medidas de apoyo para el caso de que en el futuro padezcamos alguna discapacidad

El poder preventivo. Conoce qué es el poder preventivo y como podemos dejar establecidas en él medidas de apoyo para el caso de que en el futuro padezcamos alguna discapacidad.

La entrada en vigor de la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria, ha venido a establecer una nueva regulación de la discapacidad, basada en el respeto a la voluntad y preferencias de las personas con discapacidad, así como en la promoción de su autonomía, en sintonía con la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, fechada en Nueva York el 13 de diciembre de 2006, en cuyo artículo 12 se proclama que “las personas con discapacidad tienen capacidad jurídica en igualdad de condiciones con las demás en todos los aspectos de la vida“, obligando a los Estados Partes a adoptar medidas para proporcionar a estas personas el apoyo que puedan necesitar en el ejercicio de su capacidad jurídica.

El elemento central de la nueva regulación no es ya la incapacitación de quien no se considera suf‌icientemente capaz, ni la modif‌icación de una capacidad que es inherente a su condición de persona humana, sino el apoyo a la persona que lo precise.

La nueva regulación trata de atender no solo asuntos de naturaleza patrimonial sino también aspectos personales, como los relativos a decisiones sobre las vicisitudes de su vida ordinaria. Además, la nueva regulación otorga preferencia a las medidas voluntarias, es decir, tomadas por la propia persona con discapacidad. Dentro de ellas adquieren especial importancia los poderes y mandatos preventivos, así como la posibilidad de la autocuratela.

Las medidas de apoyo pueden ser establecidas por la propia persona necesitadas de apoyo, mediante los llamados poderes preventivos, en este sentido, cualquier persona mayor de edad o menor emancipada, puede, en escritura pública, en previsión o apreciación de la concurrencia de circunstancias que puedan dificultarles su capacidad jurídica, prever o acordar medidas de apoyo relativas a su persona o bienes.

El poder preventivo. Conoce qué es el poder preventivo y como podemos dejar establecidas en él medidas de apoyo para el caso de que en el futuro padezcamos alguna discapacidad.👍👍👍 Share on X

¿Qué es un poder preventivo?📜📜📜

Un poder preventivo es simplemente un poder notarial. En ese poder una persona mientas está en perfecto uso de sus facultades mentales, establece las medidas de apoyo que quiere que se adopten en el caso de devenga “incapaz”

Es una manera de dejar señalada la persona que queremos que nos cuide si el día de mañana alguna enfermedad física o psíquica nos impide hacerlo. Llegado el caso la persona nombrada no tendrá que acudir a un proceso judicial para que la nombren guardador de hecho o curadora porque ya estará nombrada en el poder.

Es muy útil también en el caso de que se prevea por ejemplo que habrá conflicto entre los hijos para asumir la guarda de los progenitores en caso de futura discapacidad, ya que ese poder poder puede quedar establecido: “quiero que si el día de mañana no puedo cuidar de mi mismo, asuma mi cuidado mi hijo Fulanito”

Conforme al art 256 del Código Civil “el poderdante podrá incluir una cláusula que estipule que el poder subsista si en el futuro precisa apoyo en el ejercicio de su capacidad.

En este caso conforme al artículo 259 del CC, el apoderado, sobrevenida la situación de necesidad de apoyo, quedará sujeto a las reglas aplicables a la curatela en todo aquello no previsto en el poder, salvo que el poderdante haya determinado otra cosa.

Incluso se podrá otorgar poder solo para el supuesto de que en el futuro precise apoyo en el ejercicio de su capacidad conforme al art 257 del CC. En este caso, para acreditar que se ha producido la situación de necesidad de apoyo se estará a las previsiones que se hayan hecho constar en el poder. Para garantizar el cumplimiento de estas previsiones se otorgará, si fuera preciso, acta notarial que, además del juicio del Notario, incorpore un informe pericial en el mismo sentido

Las medidas que se pueden dejar previstas en el poder son muy variadas, algunas se prevén en el art 255 del Código Civil y pueden consistir:

  • En el nombramiento, la exclusión de una o varias personas determinadas para el ejercicio de la función de guardador, de hecho o de curador
  • El funcionamiento y el contenido de las medidas de apoyo,
  • Cuidado de la persona
  • Reglas de administración y disposición de sus bienes
  • Retribución para el guardador, de hecho curador
  • Obligación de hacer inventario o dispensa del mismo
  • Incluso medidas de vigilancia y control y proponer las personas que hayan de llevar estas a cabo
  • Las salvaguardas necesarias para evitar abusos, conflicto de intereses o influencia indebida
  • Alcance de las facultades de las personas que le hayan de prestar el apoyo
  • Forma de ejercicio del mismo, el cual se prestará conforme a lo dispuesto en el artículo 249 CC
  • Los mecanismos y plazos de revisión de las medidas de apoyo
  • Prever formas específicas de extinción del poder. Art 258 CC

Será necesario acudir al notario para que, mediante escritura pública, establezca estas circunstancias, quien además comunicará de oficio y sin dilación el documento público que contenga las medidas de apoyo previstas al registro civil para su constancia en el registro individual del otorgante.  Así lo prevén los arts 255, 260, 271 y 272 del Código Civil

El Notario autorizante comunicará de oficio y sin dilación el documento público que contenga las medidas de apoyo al Registro Civil para su constancia en el registro individual del otorgante.

Solo en defecto o por insuficiencia de estas medidas de naturaleza voluntaria, y a falta de guarda de hecho que suponga apoyo suficiente, podrá la autoridad judicial adoptar otras supletorias o complementarias.

El poder preventivo

Extinción del poder preventivo

En primer lugar debemos tener presente que el poder mantendrán su vigencia pese a la constitución de otras medidas de apoyo en favor del poderdante, tanto si estas han sido establecidas judicialmente como si han sido previstas por el propio interesado.

Cuando se hubieren otorgado a favor del cónyuge o de la pareja de hecho del poderdante, el cese de la convivencia producirá su extinción automática, salvo que medie voluntad contraria del otorgante o que el cese venga determinado por el internamiento de este.

El poderdante podrá prever formas específicas de extinción del poder.

El artículo 51 bis de la Ley de Jurisdicción Voluntaria prevé el mecanismo de extinción del poder preventivo:

Legitimación para promover la solicitud de extinción

Conforme al artículo 51 de la LJV y 258 del CC, cualquier persona legitimada para instar el procedimiento de provisión de apoyos y el curador, si lo hubiere, podrán instar la extinción de los poderes preventivos otorgados por la persona con discapacidad, si en el apoderado concurre alguna de las causas previstas para la remoción del curador, salvo que el poderdante hubiera previsto otra cosa.

Procedimiento

Admitida la solicitud, se citará a la comparecencia al solicitante, al apoderado, a la persona con discapacidad que precise apoyo y al Ministerio Fiscal. Si se suscitare oposición, el expediente se hará contencioso y el letrado de la Administración de Justicia citará a los interesados a una vista, continuando la tramitación con arreglo a lo previsto en el juicio verbal.

Es necesaria la intervención de abogado.

El poder preventivo como poder de ruina

También existe el denominado poder preventivo (artículo 1.732 del Código Civil), que mal utilizado también puede convertirse en un poder de ruina.

Es un poder firmado  cuando la persona está en plenas facultades mentales,  y en él se prevé que este poder siga vigente aunque el que lo otorga quede incapacitado intelectualmente. 

Este poder concede a la otra persona facultades completamente amplias para administrar y disponer de todos nuestros bienes, e incluso decidir sobre tratamientos médicos o intervenciones jurídicas.

¿Te ha gustado el artículo?

Written by María José Arcas-Sariot

Hola, mi nombre es María José Arcas-Sariot Jiménez y soy abogada especializada en Derecho de sucesiones desde 1997.
¡Bienvenido a mi blog especializado en Testamentos y Herencias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María José Arcas-Sariot Jiménez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Siteground que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Procedimiento para adoptar medidas de apoyo

Procedimiento para adoptar medidas de apoyo

La guarda de hecho

La guarda de hecho