in , ,

Divorcio y parentesco por afinidad

¿Se extingue el parentesco por afinidad con el divorcio?, es decir, al divorciarme la familia de mi ex, deja de ser mi familia.

Divorcio y parentesco por afinidad ¿Se extingue el parentesco por afinidad con el divorcio?, es decir, al divorciarme la familia de mi ex, deja de ser mi familia.

La Sentencia del Tribunal Supremo 455/2018, 20 de Marzo de 2018 vino a resolver la cuestión de en qué grupo de los previstos en el art. 20.2 de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, debe incluirse al causahabiente que es pariente por afinidad del causante. 

Los grupos establecidos en dicho artículo contemplan una reducción tributaria proporcional a la cercanía del parentesco de los sucesores y el causante; comprenden en el III a los colaterales de segundo y tercer grado y ascendientes y descendientes por afinidad, y en el IV a los colaterales de cuarto grado, grados más distantes y extraños, para los que no prevé reducción.

Es decir, cuánto más cercanía de parentesco menos pagamos a Hacienda por la herencia.

En consecuencia la cuestión tiene un gran calado económico, ya que si por ejemplo quiero dejar mi herencia a los hijos de mi ex, ya no tendré parentesco con ellos y Hacienda les cobrará mas a la hora de liquidar la herencia.

Divorcio y parentesco por afinidad. ¿Se extingue el parentesco por afinidad con el divorcio?, es decir, al divorciarme la familia de mi ex, deja de ser mi familia. Si y cuidado, porque esto puede afectar a tu herencia si quieres… Clic para tuitear

Parentesco por afinidad

El Código Civil que define la consanguinidad como el parentesco que media entre las personas que descienden de un mismo y común tronco. También contempla el parentesco por adopción como relación jurídica paterno-filial que sin mediar lazos de sangre y por pura voluntad de la ley, unido a ciertos requisitos une a las personas.

Pero sin embargo, no define el parentesco por afinidad. 

Los autores suelen afirmar que el parentesco por afinidad es el que media entre una persona y los parientes consanguíneos de su cónyuge. El DRAE, en su tercera acepción define la afinidad como el “parentesco que mediante el matrimonio se establece entre cada cónyuge y los deudos por consanguinidad del otro”.

Y dentro de este punto, surge la duda de si dicho parentesco cesa al mismo tiempo que el matrimonio se anula o se disuelve, bien por muerte de cualquiera de los cónyuges, bien por divorcio.

Divorcio y parentesco por afinidad

Divorcio y parentesco por afinidad ¿Se extingue el parentesco por afinidad con el divorcio?

Históricamente, la norma general e imperante ha sido la de la subsistencia de la afinidad a pesar de la extinción del matrimonio que le dio origen. Pero lo cierto es que esta idea estaba pensada para la extinción del matrimonio por muerte  del cónyuge, sin contemplar otras causas de extinción de la relación conyugal, como el divorcio, que históricamente o no estaba admitido o tenía carácter excepcional. 

Pero en la actualidad, dicha máxima es muy discutida cuando no negada.

El parentesco por afinidad comienza con el matrimonio de dos personas. Mientras no te cases, los hermanos de tu mujer no serán familia tuya, hasta ahí está claro.

Hasta ese momento los consanguíneos de los contrayentes, obviamente, carecían de toda relación parental. A raíz del matrimonio, cada uno de los contrayentes se convierte en pariente por afinidad en primer grado en línea recta del padre o madre de su cónyuge, en segundo grado de afinidad colateral del hermano de su cónyuge, en tercer grado de afinidad colateral del sobrino carnal de su cónyuge, etc. 

El único requisito para que nazca ese tipo de parentesco es, precisamente, el matrimonio. 

En consecuencia, el parentesco dura lo mismo que éste, de tal manera que disuelto o anulado el matrimonio, se extingue, cesa el parentesco. 

De ahí que cuando el fallecimiento del causante se produce después de la resolución del matrimonio (tanto por muerte como por divorcio) de un heredero pariente consanguíneo, habiendo fallecido éste, no puede pretender el cónyuge supérstite (no consanguíneo) considerarse incluido en el grupo III de los antes relacionados, dado que, en el momento de la muerte del causante, ya había dejado de tener existencia el parentesco por afinidad. 

Por tanto, si una vez divorciado, nombra heredero a tu ex, este será considerado como un extraño a la hora de liquidar el Impuesto de Sucesiones

En conclusión, el parentesco por afinidad depende por completo del matrimonio. Nace, cuando se contrae y cesa, cuando el matrimonio se disuelve o anula. STS 28 marzo 2018.

Asi lo ha declarado el Tribunal Supremo en la sentencia de 28 de marzo de 2018 y anterior de Sentencia de 27 de septiembre de 2005, al decir:

 “el parentesco por afinidad se genera y sostiene en el matrimonio, por lo que desaparecido el vínculo matrimonial se extingue éste, rompiéndose entre los cónyuges cualquier relación parental, y si se rompe entre los esposos, con más razón respecto a la familia de uno de ellos en relación al otro, esto es, el parentesco por afinidad desaparece. Y ello con independencia de que el viudo o viuda contraiga o no ulteriores nupcias, situación que en nada afecta a la ruptura del matrimonio previo, actuando la disolución del mismo únicamente como un prius o presupuesto jurídico de la celebración de otro posterior “.

Por tanto, en el caso resuelto por la sentencia de 20 de marzo de 2018, la pariente por afinidad extinguió su vínculo de afinidad con la difunta cuando falleció su padre. El grupo de reducción que le corresponde en la sucesión de su madrastra es, así pues, el IV, tal como consideró la Administración tributaria autonómica.

En el mismo sentido se han pronunciado diversas sentencias del Tribunal Supremo núm. 1218/2013, de 31 de octubre, dictada en el recurso 663/2011 y luego reproducida en otras muchas (entre ellas, las sentencias núm. 189/2015, de 5 de marzo, rec. 87/2013 ; 483/2015, de 3 de junio, rec. 583/2013 ; 495 y 497/2015, de 9 de junio, rec. 591/2013 y 665/2013 , y 678/2015, de 24 de julio, rec. 588/2013 ).

En consecuencia:

Si te has divorciado debes tener en cuenta que lo hijos solo de tu ex, e incluso tu misma ex-pareja, ya no son tu familia, en consecuencia tendrá una tributación mayor en la liquidación fiscal de la herencia.

¿Te ha gustado el artículo?

Written by María José Arcas-Sariot

Hola, mi nombre es María José Arcas-Sariot Jiménez y soy abogada especializada en Derecho de sucesiones desde 1997.
¡Bienvenido a mi blog especializado en Testamentos y Herencias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María José Arcas-Sariot Jiménez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Siteground que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Cómo renunciar a una herencia|TodoSobreHerencias

Cómo renunciar a una herencia

Donación por razón de matrimonio

Donación por razón de matrimonio