in , ,

Contrato de alimentos

Por el contrato de alimentos una de las partes se obliga a proporcionar vivienda, manutención y asistencia de todo tipo a una persona durante su vida, a cambio de la transmisión de un capital en cualquier clase de bienes y derechos.

El contrato de alimentos. ¿Sabes que puedes firmar un contrato para garantizar tu asistencia y cuidados en la edad anciana a cambio de bienes? Te contamos todo sobre el contrato de alimentos.

Como explicamos en anteriores entradas con frecuencia se me consulta si el hijo que se ha hecho cargo de sus padres ancianos puede reclamar a sus hermanos las cantidades pagadas para su cuidado.

Existe la dificultad que existen en estas reclamaciones, para que un hijo pueda reclamar a sus hermanos los gastos por asistencia que hizo a sus padres ancianos, es necesario que con carácter previo, el padre o la madre anciano, necesitado de asistencia, hubiera reclamado los alimentos mediante un proceso judicial, y se hubiera dictado una sentencia reconociendo ese derecho.

Mientras no existiera una sentencia fijando la pensión de alimentos que los hijos debían abonar a la madre, esta obligación de pago no existe y en consecuencia el hijo/a que los haya abonado voluntariamente no puede ejercitar una acción de reembolso contra sus hermanos.

Si quieres saber mas sobre el derecho de reembolso de los gastos de residencia de los padres pincha el enlace

Ahora bien, existe una posibilidad de garantizar esos cuidados y tener derecho a reclamar las cantidades pactadas en concepto de alimentos, y es que el hijo que se haga cargo de ellos reciba una contraprestación, por medio del contrato de alimentos.

Es importante no confundir, este contrato con la obligación de alimentos entre parientes que prevé el Código Civil. Los artículos 142 y siguientes establecen la el derecho de alimentos entre parientes.

En concreto disponen los artículos 142 y 143 del CC:

Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica.

Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

Entre los alimentos se incluirán los gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro modo.

Artículo 142 CC

Están obligados recíprocamente a darse alimentos en toda la extensión que señala el artículo precedente:

1.° Los cónyuges.

2.° Los ascendientes y descendientes.

Los hermanos sólo se deben los auxilios necesarios para la vida, cuando los necesiten por cualquier causa que no sea imputable al alimentista, y se extenderán en su caso a los que precisen para su educación.

Artículo 143 CC

La obligación legal de prestar alimentos, exige que el alimentista, es decir la persona que recibe los alimentos, este en situación de necesidad por carecer de trabajo o ingresos y puede reclamar por disposición de la ley una prestación de alimentos a sus parientes para poder vivir.

Ahora bien, la Ley 41/2003, de 18 de noviembre, de protección patrimonial de las personas con discapacidad y de modificación del Código Civil, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la Normativa Tributaria con esta finalidad, vino a recoger la posibilidad de firmar un contrato de alimentos entre parientes.

También se regula de forma expresa en la ley 4/1995 de Derecho Civil Gallega, que lo regula en los artículos 95 a 99.

Contrato de alimentos. ¿Sabes que puedes firmar un contrato para garantizar tu asistencia y cuidados en la edad anciana a cambio de bienes? 👍👍👍 Clic para tuitear

Contrato de alimentos

Este contrato ha quedado recogido y regulado en los artículos 1791 a 1797 del Código Civil, que se vieron reformados por la Ley 41/2003, de 18 de noviembre, de protección patrimonial de las personas con discapacidad y de modificación del Código Civil, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la Normativa Tributaria con esta finalidad, y puede establecerse sin que exista esa situación de necesidad.

Dispone el artículo 1791 del Código Civil:

Por el contrato de alimentos una de las partes se obliga a proporcionar vivienda, manutención y asistencia de todo tipo a una persona durante su vida, a cambio de la transmisión de un capital en cualquier clase de bienes y derechos.

La razón de ser de este contrato es simplemente una situación de dependencia o de cuidados por parte del alimentista que trata de garantizarse una asistencia, vivienda, cuidados e incluso una necesidad afectiva y de compañía a cambio del pago de determinados bienes.

Para conseguirlo, se firma un contrato libre y voluntario entre el alimentista y otra persona, por ejemplo sus hijos, nietos e incluso una empresa especializada en asistencia de mayores.

La peculiaridad de este contrato es su aleatoriedad porque no se sabe cuando terminará (se ignora cuando será el fallecimiento del alimentista) ni cuales serán sus necesidades (no será lo mismo atender a un alimentista anciano que estuviera en silla de ruedas que atender a alguien que tenga autonomía plena.

Ahora bien, sin duda constituye una fórmula para garantizar los cuidados que serán necesarios para personas mayores

Las partes que intervienen en el contrato de alimentos

A. El cesionario

Es la persona que recibe los bienes o derechos y se obliga a cambio a pagar la prestación de alimentos al alimentista.

Puede ser una persona física o incluso una entidad especializada

B. El cedente

Es la persona que recibe los alimentos a cambio de ceder bienes.

También puede firmarlo por ejemplo el matrimonio para encargar la asistencia de ambos en su edad anciana.

El cedente de los bienes o derechos ha de tener plena capacidad de obrar, para disponer del derecho o facultad que transmite, y la libre disposición de los mismos

Obligaciones de las partes en el contrato de alimentos

Una vez firmado el contrato una de las partes, el alimentista se obliga a ceder un capital de dinero o determinados bienes de cualquier clase al obligado a prestar alimentos.

Este a su vez estará obligado a prestar vivienda, manutención, asistencia y cuidados de todo tipo a esa persona durante su vida.

Es frecuente que se pacte incluso la convivencia y en este caso es recomendable fijar el lugar donde se residirá.

Precisamente porque los problemas de convivencia pueden dar lugar a la ruptura del contrato, en estos casos de falta de entendimiento se puede solucionar conforme al artículo 1792 convirtiendo el contrato en una renta vitalicia que para esos eventos hubiere sido prevista en el contrato o, de no haber sido prevista, mediante la que se fije judicialmente,

También puede pactarse el desistimiento unilateral de una de las partes devolviendo el capital recibido (STS 28 mayo 1965)

Lo que si caracteriza este contrato es el compromiso personal que asume la persona que debe prestar los cuidados, ahora bien podrá ayudarse en sus funciones por terceras personas e incluso si las necesidades del alimentista los exigen internarlo en un centro habilitado para ello, si esta opción no está expresamente excluida en el contrato.

Es aconsejable fijar con la mayor extensión posible la prestación que debe realizarse para evitar también exigencias desproporcionadas del alimentista.

¿Qué ocurre si el obligado a prestar alimentos incumple?

El artículo 1795 del Código Civil prevé esta situación:

El incumplimiento de la obligación de alimentos dará derecho al alimentista sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 1792, para optar entre exigir el cumplimiento, incluyendo el abono de los devengados con anterioridad a la demanda, o la resolución del contrato, con aplicación, en ambos casos, de las reglas generales de las obligaciones recíprocas.

En caso de que el alimentista opte por la resolución, el deudor de los alimentos deberá restituir inmediatamente los bienes que recibió por el contrato, y, en cambio, el juez podrá, en atención a las circunstancias, acordar que la restitución que, con respeto de lo que dispone el artículo siguiente, corresponda al alimentista quede total o parcialmente aplazada, en su beneficio, por el tiempo y con las garantías que se determinen.

Artículo 1796 CC

De las consecuencias de la resolución del contrato, habrá de resultar para el alimentista, cuando menos, un superávit suficiente para constituir, de nuevo, una pensión análoga por el tiempo que le quede de vida.

Por tanto el alimentista puede elegir entre:


A) Exigir el cumplimiento

B) Resolver el contrato.

*En este caso el deudor de los alimentos debe devolver los bienes que recibió, pero si los ha consumido, deberá devolver una cantidad suficiente para constituir de nuevo una pensión análoga.

Garantías del cumplimiento

Para garantizar el cumplimiento el artículo 1797 del Código Civil admite tres garantías:

1.- La inscripción del contrato en el Registro de la Propiedad

2.- Dar a la falta de pago el carácter de condición resolutoria explícita

3.- Estableciendo una hipoteca a favor del alimentista sobre el bien cedido

Así lo contempla el artículo 1797 del Código Civil:

Cuando los bienes o derechos que se transmitan a cambio de los alimentos sean registrables, podrá garantizarse frente a terceros el derecho del alimentista con el pacto inscrito en el que se dé a la falta de pago el carácter de condición resolutoria explícita, además de mediante el derecho de hipoteca regulado en el artículo 157 de la Ley Hipotecaria.

Extinción del contrato de alimentos

El contrato se extingue por la muerte del alimentista

Sin embargo no se extingue por la muerte del obligado a prestar los alimentos, en este caso asumen la obligación sus herederos salvo que se haya pactado otra cosa. Art 1792 CC.

Contrato de alimentos

Diferencia entre el contrato de alimentos y otros contratos

Puesto que la regulación del contrato de alimentos es escasa para solventar las dudas que surjan en su aplicación habrá que acudir a las normas generales de las obligaciones y contratos, y en su defecto a las normas reguladores de otras figuras afines.

Entre ellas encontramos las siguientes:

Diferencia entre el contrato de alimentos y el contrato de renta vitalicia

Aunque el contrato de alimentos presenta importantes similitudes con el contrato de renta vitalicia, existen importantes diferencias entre ellos, especialmente porque tienen distinta finalidad económica.

La renta vitalicia se regula en los artículos 1802 y ss del Código Civil.

El contrato aleatorio de renta vitalicia obliga al deudor a pagar una pensión o rédito anual durante la vida de una o más personas determinadas por un capital en bienes muebles o inmuebles, cuyo dominio se le transfiere desde luego con la carga de la pensión

Art 1802 CC

➡️ Por tanto en el contrato de renta vitalicia el cesionario que recibe los bienes, debe pagar una renta, una cantidad concreta de dinero, durante toda la vida del cedente. Sin embargo el contrato de alimentos es más amplio ya que la persona que recibe los bienes tiene que prestar alimentos, cuidados… y en definitiva una prestación más amplia y que además puede variar durante la vida del alimentista.

➡️ La obligación del deudor en la renta vitalicia es una obligación de tracto sucesivo de entregas periódicas previamente establecidas, sin embargo en el contrato de alimento la obligación es marcadamente asistencial de prestar cuidados y atenciones además de medios de subsistencia.

➡️ El contrato de alimentos termina con la muerte del alimentista, sin embargo en la renta vitalicia, puede constituirse la renta sobre la vida del que da el capital, sobre la de un tercero o sobre la de varias personas conforme al artículo 1803 del CC

Diferencia entre el contrato de alimentos y la obligación de alimentos entre parientes

Como vimos al principio el contrato de alimentos es distinto de la obligación de prestar alimentos entre parientes que se regula en los artículos 142 y ss del CC.

➡️ La obligación de prestar alimentos entre parientes es una obligación legal cuando concurre en el alimentista una situación de necesidad.

➡️ El obligado a prestarlos no puede negarse a ello puesto que está obligado por ley.

➡️ Para su determinación habrá que atender a las necesidades del alimentista y a la fortuna del que hubiera de satisfacerlos, sin embargo en el contrato de alimentos la prestación puede establecerse de forma libre sin tener en cuenta estos parámetros.

Dispone el artículo 1793 del CC:

La extensión y calidad de la prestación de alimentos serán las que resulten del contrato y, a falta de pacto en contrario, no dependerá de las vicisitudes del caudal y necesidades del obligado ni de las del caudal de quien los recibe.

Diferencia entre el contrato de alimentos con la donación onerosa o remuneratoria

Es también donación la que se hace a una persona por sus méritos o por los servicios prestados al donante, siempre que no constituyan deudas exigibles, o aquella en que se impone al donatario un gravamen inferior al valor de lo donado

Art 619 CC

➡️ La donación remuneratoria es un negocio jurídico gratuito mientras que el contrato de alimentos es oneroso

➡️ Se rige por las reglas de las donaciones, así procederá su colación cuando existan legitimarios, puede ser revocada por las causas de revocación, y reducida si perjudica la legitima.

Si quieres saber sobre la donación remuneratoria pincha este enlace

Fuentes:

Código Civil Español

La ley 4/1995 de Derecho Civil Gallega, los regula en los artículos 95 a 99

“La protección de las personas mayores” Lasarte Álvarez, C. (dir.), Tecnos, Madrid, 2007, págs. 294-312. ISBN: 978-84-309-4579-5.

“El contrato de alimentos: su tratamiento en el ordenamiento jurídico español”. Profesora  UNED Patricia López Peláez.

¿Te ha gustado el artículo?

Written by María José Arcas-Sariot

Hola, mi nombre es María José Arcas-Sariot Jiménez y soy abogada especializada en Derecho de sucesiones desde 1997.
¡Bienvenido a mi blog especializado en Testamentos y Herencias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: María José Arcas-Sariot Jiménez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Siteground que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Los alimentos entre parientes

Los alimentos entre parientes

Divorcio ante notario

Divorcio ante notario